Cojín "Pinos"


Los pinos son uno de los árboles más típicos de Mallorca y del Mediterráneo y por eso nos gustan tanto en Sabellar. Nos recuerdan a las meriendas de verano a su sombra, a nuestras playas secretas escondidas tras un enorme pinar…. Berta nos cuenta que también es uno de sus árboles favoritos, que le remite a la infancia. Un día, pensando en un diseño que evocara la Navidad pero que no fuera algo un diseño manido, pensó en los pinares de cuando ella era pequeña, en el olor de su leña al fuego. Y de ahí salió este precioso diseño.

Te proponemos dos modelos ligeramente distintos: un dibujo conceptual, sencillo y minimalista, y otro más realista. ¿Con cuál te quedas?

Elaborado en lino. No incluye relleno de cojín.

Medidas: 50 x 50 cm. aprox.

--

Berta Salinas es una artista multidisciplinar, que lo mismo trabaja en cine, en la dirección de arte de alguna campaña publicitaria como diseña y borda cojines como los que te presentamos en Sabellar. No recuerda exactamente cuándo empezó a interesarse por el arte de bordar, “en realidad, siempre estuvo ahí”. Primero por una tía, que cosía primorosamente todo lo que pasaba por sus manos y, a los 7 años, cuando comenzó las clases de costura en la escuela. “Era un colegio de educación alternativa, por lo que daban mucha importancia a las manualidades, al desarrollo artístico”.

Los bordados de Berta distan de los que hacía su tía, no tanto en la técnica –detallista y minuciosa- como en el concepto de su trabajo. Sus diseños se nutren de otras técnicas que también domina, como la fotografía, el dibujo y el grabado pero, sobre todo, de lo que siente en cada momento, de cómo se encuentra. “Soy muy intensita, María”, me dice. Así, distintas formas del cuerpo, como ojos, corazones, manos, se mezclan con palabras o detalles vegetales en un universo en el que prima el amor, el desamor, las incertidumbres y dudas, la sexualidad... La vida, al fin y al cabo, desde un punto de vista conceptual que habla de Berta, pero también de cada uno de nosotros.

Berta pretende sobre todo “enfatizar en la idea del objeto artístico”, reivindicar la importancia de lo cotidiano, de lo decorativo, desde un punto exclusivo y artístico. Por ello, todos sus cojines están totalmente hechos a mano. Busca y selecciona con mimo los algodones y linos que utiliza, a veces nuevos y otras veces antiguos, plasma el diseño en papel, le da forma en el cojín… Y así hasta el final. “Las ideas me vienen cuando estoy inmersa en un proceso creativo. Te diría que un mes entre que se me ocurren los diseños, compro la tela, y bordo. Luego es mas fácil y el tiempo de bordar depende de la dificultad del dibujo, generalmente de uno a tres días”, explica. Alguien llamó una vez “poemas blandos” a sus cojines. No sabemos quién lo hizo, pero sin duda no pudo haber elegido una definición mejor.

--

Aquí encontrarás más información (English version). 

SIGN UP TO OUR NEWSLETTER AND GET 10% OFF YOUR NEXT PURCHASE